Logo Los LLanos Vital

Un día en Los Llanos

8:00 a.m. El despertar

La jornada comienza poco antes de las 8:00 a.m., momento en que los enfermeros y auxiliares empiezan a atender a los residentes más madrugadores. El respeto a las costumbres de los mayores en sus horarios, es un criterio esencial a la hora de organizar el trabajo de ayuda a la higiene y vestido que cada uno necesita.

 

9:00 a.m. Desayuno

Entre las 9:00 y las 11:00 a.m., se sirve en los salones de planta el desayuno. Los zumos, café y pan tostado con aceite hacen de esta comida una de las preferidas de los mayores, a las que se incorporan algunos usuarios de centro de día, que a esas horas empiezan ya a llegar a nuestra Casa.

 

10:00 a.m. Gimnasia de Mantenimiento, fisioterapia e hidroterapia

A las 10,00 a.m. comienzan las sesiones de actividad con los profesionales, cada mayor según la programación establecida para él, con el objetivo de rehabilitarse y mantener sus capacidades y autonomía. El médico inicia su consulta, escuchando a mayores y profesionales sobre las incidencias y preocupaciones que cada uno le cuenta.

 

11:00 a.m. Terapia Ocupacional, Animación y otras actividades

Abren sus puertas los talleres ocupacionales y recreativos y se inician actividades lúdicas, como los populares bingos, las tertulias o talleres de costura y manualidades. También la peluquería empieza a funcionar a demanda de las peticiones de su principal público, el femenino.

 

1:00 p.m. Almuerzo

A la 1:00 comienza a servirse la comida a aquellos mayores que necesitan más cuidados y requieren mayor asistencia por nuestra parte, siempre con la presencia de enfermería, responsable de la administración de la medicación A las 2:00 p.m. la gran mayoría disfruta en el soleado comedor de los guisos de nuestras cocineras, que elaboran con mimo los menús adaptados a las pautas médicas. Los familiares y visitas comparten mesa con los mayores siempre que lo desean.

 

2:30 p.m. Siestas y Sobremesa

Momentos de tranquilidad en las diferentes dependencias del Centro. Algunos descansan en sus habitaciones, con siestas controladas para evitar que se altere el ritmo natural del sueño, otros aprovechan para acudir a la sala de televisión para conocer las últimas noticias o ver sus telenovelas preferidas. Mientras, las auxiliares continúan su trabajo de ayuda para todo lo que los mayores necesiten en sus actividades diarias.

 

4:30 p.m. Merienda, otras Terapias y sesiones lúdicas

Después de la merienda tienen lugar las sesiones vespertinas de terapia ocupacional (funcional y cognitiva), fisioterapia y otras actividades de carácter lúdico. Los usuarios de Centro de Día comienzan su vuelta a casa en nuestro vehículo adaptado o con sus propios familiares, que vienen a recogerlos según sus necesidades.

 

8:00 p.m. Cena y descanso

Las visitas, siempre bienvenidas, despiden a sus familiares cuando llega el momento de la cena. A continuación, los residentes, en función de su estado de salud y capacidad, acuden a acostarse cuando lo desean o según vayan siendo acompañados por nuestras auxiliares, que comienzan su trabajo de noche para atender, junto a enfermería, todas las incidencias y pautas de cuidados nocturnos.