Logo Los LLanos Vital

Una gymkhana intergeneracional recorre Los Llanos

Cada último jueves de mes, los alumnos las diferentes aulas del colegio Santa Quiteria de Alpedrete hacen una visita muy especial a la Residencia y Centro de Día Los Llanos Vital y comparten con nosotros unas horas de clase diferentes a las que están acostumbrados a vivir cada día.

Muchos de ellos nos conocen de otras ocasiones –son ya cinco años los que llevamos compartiendo su curso escolar- y entran como si llegaran a su casa, saludando a nuestros mayores -que ya saben quiénes son-, contándoles todo lo que han hecho desde su última visita y preguntándoles también a ellos.

gymkhana dominó_Marifé_Salvador

Y los que vienen por primera vez se suman al saludo y a la animada charla, encantados de ver cómo Marifé y Salvador juegan al dominó o cómo el grupo de terapia ocupacional empieza a reunirse para, en breve y sin que ellos lo sepan, hacerles partícipes de uno de sus ejercicios.

Mayores de pocos años y pequeños grandes

Y es que, este año, una gymkhana intergeneracional recorre nuestro Centro para dar a conocer cómo es el día a día en Los Llanos Vital y, sobre todo, para fomentar la interacción entre todos. Durante la actividad, los mayores se quitaron algunos años para convertirse en pequeños y estos asumieron el papel de mayores que les tocaba hacer.

Gymkhana silla de ruedas

¿Cómo lo conseguimos? Con la magia del encuentro y, muy especialmente, con el trabajo de nuestras profesionales, que idearon una serie de pruebas para que cada visita sea todo un reto.

Los más de 20 alumnos de la clase de 5º de Primaria que acudieron en la última visita, tuvieron que dividirse en tres grupos, buscar un residente que ejerciera de “capitán” de cada equipo y adaptarse a su “nueva vida de mayores”. Así, se turnaron para realizar las pruebas con nuevos elementos para ellos: en silla de ruedas, con andadores, con tapones en los oídos o con un parche en el ojo.

Y, una vez ataviados con todo lo necesario, empezaron a recorrer las cuatro plantas del Centro, siendo conscientes de que la mejor forma de solventar los inconvenientes que surgieron al moverse con silla de ruedas o no escuchar lo que decían sus compañeros era afrontarlo con paciencia y mucho humor.

Gymkhana parche Gymkhana juegos

 

 

 

 

 

 

 

 

Juegos y acertijos

Las tres pruebas que planteamos llevaron a cada grupo a diferentes espacios para localizar las tres piezas que tenían que reunir al final de la gymkhana. El objetivo era que tuvieran la oportunidad de conocer varias zonas del Centro e interactuar con nuestros mayores en estas áreas.

Así, pasaron por una de las habitaciones donde pudieron charlar con una de nuestras residentes, que les entregó la pieza correspondiente, por la sala de fisioterapia, en la que compartieron algunos de los ejercicios que realizamos diariamente para mantener a nuestros mayores activos y en forma, y por la sala de terapia ocupacional donde se integraron a la perfección con el grupo que, mediante un juego de mímica, explicaba diferentes profesiones.

Gymkhana habitación

Y, como no podía ser de otra forma, todos los grupos encontraron las piezas, hablaron y rieron con quienes se cruzaban por los pasillos y en los ascensores y las escaleras y reclamaron alegres su merecida recompensa al final de la gymkhana. “Tenemos que reponer fuerzas”, decían divertidos.

Gymkhana terapia ocupacional

Un buen vaso de refresco y un pequeño aperitivo les estaba esperando en la sala en la que también aprovecharon para charlar un último rato con sus nuevos amigos. Tras despedirse de ellos, justo antes de salir del Centro, algunos alumnos del Santa Quiteria dejaron claro un pensamiento que ya se intuía en sus sonrisas:

“¡Yo quiero venir a vivir a Los Llanos cuando sea mayor!”

 

Deja un comentario

*

captcha *